Energía de la biomasa

Energía de la biomasa

La biomasa, energía almacenada a partir del sol, es materia orgánica obtenida de las plantas y animales. Las plantas absorben la energía solar en un proceso denominado fotosíntesis. Es una fuente de energía renovable porque siempre podremos plantar más árboles y cultivos, y los desechos siempre existirán. Algunos ejemplos de combustibles de biomasa son la madera, los cultivos, el estiércol y algunos tipos de basuras.

Cuando la quemamos, su energía química contenida en la biomasa se libera en forma de calor. Los desechos de la madera o la basura pueden ser quemados para producir vapor y generar electricidad, o para proporcionar calor para la industria y las casas.

La biomasa puede ser convertida en otras formas de energía, como el gas metano o combustibles para el transporte, así como etanol y biodiesel. El gas metano es el principal ingrediente del gas natural. Las cosas malolientes, como la basura podrida, y los desechos humanos y de la agricultura también liberan gas metano, también llamado biogás. Los cultivos de maíz y caña de azúcar también pueden ser fermentados para producir etanol. El biodiesel, otro combustible para el transporte, puede obtenerse de los productos alimenticios sobrantes como aceites vegetales y grasas animales.

Actualmente, investigadores están buscando formas para quemar más biomasa y menos combustibles fósiles. Utilizando la biomasa para obtener energía se pueden reducir los desechos y las emisiones de gas invernadero.

Distribuidor oficial de:

Unieléctrica LessEnergy Ikube Alfasolar

Colaborador:

Daikin Bornay Teknoled Alfasolar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies